Innovación de las personas. Casos de Smart schools.

Una educación diseñada como Smart school, que innova listo para formar parte de cualquier smart city, pasa por digitalizar los ambientes de aprendizaje en las escuelas y apostar por el uso de las nuevas tecnologías en el aula. Pero también y sobre todo, conectar con la ciudad o región con proyectos como Educaopi 3.0, con periodismo de aula, con aprendizaje basado en proyectos, con unidades que se acerquen a la ciudad (Smart city)  y sostenibles, respeten la diversidad e inteligencias, etc. Ya que no podemos descargar el peso de este concepto en la tecnología, ni el futuro de la educación está basado en dispositivos, sino en las personas.

Y de esto hablaremos, de la revolución, no hacia la innovación márketing sino hacia la verdadera innovación, la de las personas, que realizan proyectos  o crean centros, basados en acciones reales.

La experiencia que exhibimos a continuación, cumplen indicadores que se acercan a lo que debe ser un colegio inteligente:

El  proyecto “¡Qué molada de Olimpiada!”,del colegio Campo de Azahara, Murcia, es un proyecto ABP que culmina con unas verdaderas olimpiadas, consiguiendo así la motivación y participación de todo su ecosistema escolar, fomentar valores saludables y trabajar coordinadamente como así ha sido en todo su claustro, admirable por su grado de implicación. Coordinado por Ana Ramírez y guiado magistralmente por Jose Blas García.

El próximo lunes 19 de junio tendrá lugar la inauguración de sus  Juegos Olímpicos, animamos a seguir este evento.

Este centro activa valores de educación Smart no pasa sólo por uso de la tecnología aunque será esencial, sino en valores que fomenta ciudadanos futuros competentes  en el aprendizaje colaborativo, el aprendizaje analítico, el aprendizaje enfocado a la solución de problemas y el aprendizaje por exploración.

Este equipo, se acerca de modo brillante a muchos parámetros que hemos debatido con grandes expertos en educación de Microsoft, de Google, de Universidades sobre  lo que ha de ser un centro Smart:

  • Uso de las redes  y herramientas en la nube para desarrollo de sus proyectos,
  • Fomento de actividades que conectan con la ciudad o región, (smart city) exhibiendo a la comunidad a través de blogs, visitas, salidas, compartiendo con su comunidad
  • Aprendizaje colaborativo, la educación por competencias, el aprendizaje analítico, el aprendizaje enfocado a la solución de problemas y el aprendizaje por exploración.
  • Trabajo cooperativo de todos en proyectos comunes en distintos idiomas.
  • Desarrollar talento, fomentar la creación de programas atractivos y crear espacios de encuentro.
  • Motivación respetando las inteligencias múltiples y estimulando los mecanismos de engagement con el alumnado
  • Metodologías activas como flipped classroom y organización de espacios.
  • Y acercar al alumnado a la sostenibilidad y vida saludable que después como futuro Smart citizen, será clave para organizar su vida en ciudades sostenibles futuras.

Y el segundo ejemplo escogido es Escuela Reggio Explora, en las tablas Madrid.

En septiembre comienza una iniciativa de un grupo de profesores innovadores, competentes. Inspirados en escuelas municipales de Reggio Emilia, una ciudad italiana donde se ha desarrollado la que se puede definir como la pedagogía del asombro.

La apuesta fundamental que hará de este un centro inteligente que busque la excelencia y en tecnologías pero más en metodologías, es de nuevo el papel de las personas, sus valores hacen ver al alumno como valioso y protagonista futuro ciudadano que construye, no digiere su conocimiento. Sino se guía a través de la exploración y la experiencia, y siempre en relación con el otro.

Utilizará técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos y el ocio para potenciar la motivación y reforzar la conducta para solucionar un problema u obtener un objetivo, que en el caso de la enseñanza es adquirir ciertos conocimientos.

Estas dos experiencias, son ejemplo de lo que debe ser el cambio de la educación liderada por profesionales activos con verdadera vocación que transforman sus ecosistemas hacia Smart schools innovadoras, conectadas con su entorno a través de periódicos, radios, blogs, que respetan los espacios, bilingües, cooperativas, sostenibles, que emprenden para que el alumno sea, el protagonista.

Protagonistas, como ellos, sin saberlo, de la verdadera Smart school de un siglo en transformación, como héroes anónimos que con experiencias de este calado, mueven pieza a un paso global.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s