Cómo enseñar un buen uso de Internet

Algo tan usual como el malware, es decir, los programas y códigos maliciosos o malintencionados cuyo objetivo es infiltrarse en un equipo informático sin el consentimiento del usuario -comúnmente conocidos como virus- son, después del spam (recepción de correos electrónicos no deseados), uno de los principales incidentes de seguridad sufridos por los usuarios de Internet.

Cómo no informar de ello en uno de los sectores mas vulnerable: centros de primaria donde se empiezan a usar tecnologías y niños que las usan sin filtros.  Hemos visto se filtra a través de múltiples brechas de seguridad, pero también lo hace a través de las redes Wi-Fi, por eso es importante configurarlas de modo seguro (el 22,5% de las Wi-Fi españolas no son seguras) y prestar atención a las redes a las que nos conectamos: el 39,2% de usuarios que se conecta a una red inalámbrica Wi-Fi pública lo hace siempre que lo necesita y en cualquier lugar, exponiendo la confidencialidad e integridad de sus datos.

Según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (ONTSI) que analiza en el “Estudio sobre la Ciberseguridad y Confianza en los hogares españoles”, el estado de la ciberseguridad en los hogares digitales españoles y la adopción de medidas de seguridad y el nivel de incidencia de situaciones que pueden constituir riesgos para la misma.

Es muy importante gestionar correctamente las contraseñas y, además, realizar copias de seguridad de los datos que queremos salvaguardar.

– Se aconseja utilizar la cuenta de usuario estándar para el uso diario del ordenador y emplear la cuenta de administrador solo cuando sea estrictamente necesario.

– La utilización de un sistema de desbloqueo seguro mediante patrón, PIN, sistemas biométricos, etc., permite evitar de manera sencilla los accesos no autorizados o no deseados al dispositivo móvil y su contenido, protegiendo la privacidad del usuario.

– El encriptado o cifrado de datos o sistema permite almacenar el contenido del dispositivo codificado, de manera que solo se puede acceder al mismo si se conoce la clave de cifrado (PIN, patrón, o contraseña) para descodificarlo. Esto permite mantener los datos a salvo en caso de robo o pérdida del dispositivo móvil.

Se conoce como rooteo o rootear a la obtención de privilegios de administrador (root), de modo que el usuario puede acceder y modificar cualquier aspecto del sistema operativo. Pero también existen riesgos ya que el malware puede aprovecharse de esto logrando un mayor control y/o acceso al dispositivo.

Las descargas de Internet son una fuente de infección ampliamente utilizada por los desarrolladores de malware. A través de códigos maliciosos camuflados en ficheros que despiertan interés para el usuario (como por ejemplo novedades de software, cinematográficas, musicales, etc.) logran el objetivo de infectar el equipo.

 

Anuncios

Un comentario en “Cómo enseñar un buen uso de Internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s